22 muertos en Coahuila en tiroteo

Un tiroteo entre las fuerzas de seguridad y presuntos miembros del cártel en el estado de Coahuila, en el noreste de México, se cobró 22 vidas, según un comunicado del gobierno el lunes.

Cuatro policías, dos civiles y «16 delincuentes» están entre los muertos, según el comunicado, que citó al gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís.

Las autoridades han revisado el número de muertos, actualizando incrementos, varias veces desde que se informó por primera vez de la batalla.

La batalla letal, de una hora de duración, estalló entre las fuerzas de seguridad y los presuntos miembros del Cartel del Nordeste en la ciudad de Villa Unión, a unas 40 millas al sur de la ciudad fronteriza estadounidense de Eagle Pass, Texas.

Veinticinco vehículos, cuatro con cañones de alto calibre, numerosos cañones de largo alcance y miles de rondas de municiones también fueron confiscados, según el comunicado.

Las imágenes del gobierno estatal mostraron un edificio municipal local y un vehículo policial plagado de agujeros de bala.Cinco menores fueron rescatados y seis miembros de la policía resultaron heridos, agrega el comunicado.

Los grupos criminales siempre han tratado de ingresar al estado, dijo Solís el sábado. «El crimen organizado, específicamente el Cartel del Noreste, intenta ingresar a Coahuila todos los días en algún momento, en una de sus áreas», dijo, y agregó: «Hoy entraron por la fuerza y ​​con un contingente que no es como nada he visto en mucho tiempo «. Pero «no permitiremos que el crimen organizado venga al área», dijo.»Hace muchos años llegaron impunes», dijo Solís. «Vinieron a nuestras ciudades y municipios y no pasó nada. No hoy en día. Esta fue una respuesta contundente».

En una conferencia de prensa el lunes, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que el gobierno publicaría un informe de seguridad.

El tiroteo ocurrió pocos días después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijera que designaría a los carteles mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras , y agregó que Estados Unidos se había ofrecido a «entrar y limpiarlo», pero el gobierno mexicano había «rechazado la oferta».

El gobierno mexicano ha estado en contacto con Estados Unidos con respecto a la posible designación según el canciller Marcelo Ebrard, pero López Obrador ha indicado que no quiere que Estados Unidos intervenga.

A principios del mes pasado, nueve mujeres y niños de una comunidad mormona en México fueron asesinados por presuntos carteles de la droga.